GOBIERNO SOBRE AUMENTO DE FEMICIDIOS: "TODAS LAS MEDIDAS SON INSUFICIENTES SIN UN ENTORNO ROBUSTO"

GOBIERNO SOBRE AUMENTO DE FEMICIDIOS: “TODAS LAS MEDIDAS SON INSUFICIENTES SIN UN ENTORNO ROBUSTO”


La ministra de la Mujer, Isabel Plá, aseguró que la mujer que es víctima de violencia “ingresa en un fenómeno que es difícil controlar”.

Desde organizaciones dicen que el problema está en que la mujer que denuncia queda “desprotegida” y que no existe “seguimiento”.

Luego de que se conociera la cifra record de cinco femicidios en los últimos tres días en el país, la ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Isabel Plá, aseguró que “todas las medidas” que se realizan para prevenir este tipo de crímenes “son insuficientes si una mujer no tiene un entorno robusto, sólido, que la contenga, especialmente cuando hace la denuncia”.

La titular de la cartera, aseguró que “ella (la víctima) ingresa en un fenómeno que es difícil controlar, que es la rabia del agresor, también la incomprensión de su propia familia y de su entorno” y agregó que “tal vez una de las medidas más efectivas y las políticas más efectivas son aquellas que tienen que ver con la protección de su entorno”.

“Una mujer que ha sido amenazada de muerte o amenazada de violencia no puede estar sola, no puede pasar la noche sola en su casa porque entonces el agresor saber perfectamente que está expuesta y que es posible acceder a ella”, finalizó.

Organizaciones dicen que falta seguimiento y que las cautelares son “ineficaces”

Desde el mundo civil, dicen que pese a que los tribunales toman medidas para prevenir que se acerque un presunto agresor a la mujer, que no existe un “seguimiento” del caso y que las medidas cautelares son poco eficientes.

“Las medidas cautelares, las de alejamiento son ineficaces para las mujeres. Las mujeres denuncian, sin embargo, quedan desprotegidas, es decir, tiene que existir una línea directa con la policía donde ella pueda estar comunicada constantemente”, dice Ximena Rifo, vocera de la coordinadora Ni una menos

“Todo esto no está resultando porque finalmente los hombres se sienten propietarios de la vida de las mujeres, de la existencia de las mujeres, como su propiedad”, agregó.

En tanto, desde la Corporación Humanas, la abogada Camila Maturana asegura que “el problema mayor es que no existe un órgano del Estado de Chile encargado de la seguridad de las mujeres y que se aboque al seguimiento y evaluación de estas medidas de protección que pueda intervenir oportunamente”.

En ese sentido no puede “modificarlas si es necesario, fortalecerla cuando la vida de las mujeres igual sigue en riesgo” y que “sin duda que es una falencia importante que ha ocasionado que desde la vigencia de la ley de femicidios, lamentablemente, este no haya defendido”

Además, Maturana asegura que otro problema es que la actual legislación está enfocada a la violencia contra la mujer dentro de la familia, pero no en otras instancias, como el ámbito laboral, escolar o en los medios de transportes, entre otros. Fuente Cooperativa